viernes, 19 de abril de 2019

De cerca: Stanislav Lobotka.



- Jugador al que conozco muy bien por su estancia en el Real Club Celta de Vigo, con el que afronta su segundo año en la Liga Española. Anteriormente jugó para el Nordsjælland danés y en las categorías juveniles del Ajax de Amsterdam, a donde llegó procedente del fútbol eslovaco, cunado todavía no se le conocía tan bien como hoy.

Stanislav Lobotka nació en Trenčín (Eslovaquia), el 25 de noviembre de 1994. Es un centrocampista de los que yo llamo "todoterrenos", un auténtico pulmón para la línea de medios que se emplea siempre con garra y fuerza. Es buen organizador, rápido, inteligente, pasador y sobre todo recuperador de juego. En lo que no anda fino es en el gol, aunque tampoco es su obligación.
Empezó jugando para el equipo de su ciudad, el FK AS Trenčín, con el que debutó un 4 de marzo de 2012 en la Superliga eslovaca (Fortuna Liga). A este club le unirían tres años de contrato, aunque no los completaría en Eslovaquia.

Fue enviado a Holanda en 2013 para jugar cedido en el equipo filial del Ajax, en el que demostraría grandes condiciones mientras ya despuntaba en los equipos menores de la selección eslovaca. Después de una campaña en la que jugó 30 partidos e hizo 3 goles, Lobotka sería fichado por el Nordsjælland en 2015.

En su paso por el conjunto danés llegaría su mejor momento, estrenándose con la selección absoluta de Eslovaquia mientras sobresalía en la Superliga danesa. En sus dos años como miembro de la entidad de Farum Park, Stanislav superaría los sesenta partidos siendo pieza clave del equipo rojillo.
Su rendimiento en Dinamarca haría que muchos ojeadores anotasen su nombre en la libreta. La directiva del Celta, acostumbrada ya a "pescar" en la plantilla del Nordsjælland, acabaría trayéndose al eslovaco por cinco millones de euros.

Lobotka se incorporaría al Celta a partir de julio de 2017. Tras su gran papel con la selección nacional, el mediocampista se había ganado a pulso el apodo de "El nuevo Luka Modric", por lo que rápidamente entusiasmaría a la afición celtiña.

El Celta llevaba tiempo buscando un pivote de sus características, y Juan Carlos Unzué tuvo la suerte de tenerlo en sus filas. Éste le haría debutar en la Liga Española el 19 de agosto de 2017 en Balaídos, frente a la Real Sociedad. Tan solo jugaría unos minutos de aquel partido que acabaría con derrota por 2-3, pero no tardaría en hacerse con la titularidad.
Poco a poco se haría con la confianza del entrenador y se ganaría el respeto de la afición viguesa, que día a día veía como Lobotka se convertía en muy necesario para la medular céltica. Lástima que la temporada fue bastante mala para el equipo en general.

Aún así, Stanislav Lobotka había participado en todos los partidos de la Liga y había dejado unas actuaciones asombrosas, por lo que sin acabar la temporada 2017\18, ya se oían rumores sobre su posible marcha de Vigo.

Equipos como Real Madrid, Barça o Inter de Milan habían preguntado por el mediocampista del Celta, que un año más seguiría vistiendo la zamarra celeste, esta vez con Antonio Mohamed como entrenador. Lobotka inició el curso 2018\19 como indiscutible, pero con el paso de las jornadas y el mal juego del equipo, el eslovaco acabaría siendo cuestionado por la afición de Balaídos.

Stanislav Lobotka controla un balón durante un partido internacional con la selección de Eslovaquia.

- Tras la destitución de Mohamed, y la llegada de Miguel Cardoso, la cosa no mejoraría en absoluto, por lo que el Celta tendría que contratar a un nuevo entrenador, Fran Escribá. Ése vería la calidad de Lobotka e insistiría en recuperar su mejor versión, algo que está ocurriendo claramente, pues eso se nota en el juego del Celta.

Juega para la selección de Eslovaquia desde las categorías menores, habiendo destacado sobre todo con el equipo Sub-21 en la Eurocopa de 2017. Debutó con el equipo absoluto en 2016, para el que ya lleva dieciséis partidos y dos goles.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te acuerdas de Peter Dubovsky?

- Le llamaban el "Príncipe del Hielo", incluso se escribió una obra en su honor a la que algún día me gustaría acceder. Fue un...